Tuesday, July 04, 2006

un silencio de alivio

MI blog parecía una fortaleza.. no lograba entrar. Estuve unos 20 minutos sin poder recordar la clave.... esperé que me llegara el recordatorio (por olvidar la clave) a mi correo y derrepente, de la misma manera que recordé que mis boletas de honorarios estaban junto a mi ropa interior, me di cuenta que mi nombre de usuario era otro y recordé mi nueva clave..

El otro día Felipe dijo que entra de vez en cuando a leerme, pero que nunca más volví... ,y yo le contesté que parece que no he necesitado desahogarme. Sin embargo, me dio algo de nostalgia o quizás algo de curiosidad y acá estoy, tratando de encontrarle sentido a este mundo que parece deseé olvidar por un rato.

Este blog se creó, como muchos imagino, en un momento en que necesitaba llorar, patalear, alegar y escribir sin nombres ni etiquetas.. y funcionó. Ahora, cuando el coprotagonista de muchos de mis posteos tiene su propio blog (sin saber de éste, obvio), yo me encuentro creciendo y aprendiendo feliz en nuevos rumbos... Así son las cosas me parece, los sueños cambian, crecen, mutan.. Yo también.