Monday, January 30, 2006

PD: este es mi tercer día sin poder concentrarme en la ofi.. conocí a alguien que me hace doler la guata..

trozos de mí

¿De cuántas formas se te puede partir el corazón?...
Demasiadas.

Por eso, por esa facilidad ineludible para sacar lágrimas es que este fin de semana fue duro. Debió ser fuerte por la nostalgia, pero no resultó así.

Cada vez que me enfermo, que me da alergia o me lesiono haciendo deportes, alguien me lleva a la Clínica Alemana donde todo está impecable y recibo todos los cuidados que necesito.

Pero esa realidad que no nos toca a todos me ha llevado continuamente a ver para todos lados. Trabajo constantemente visitando el Hospital del Trabajador de Santiago y este fin de semana fui a ver a mi tía abuela que sufrió un derrame cerebral que la dejó en la Sala de Agudos del Hospital Salvador.

Cuántas veces intenté olvidar la imagen de mis dos tatas en esas salas. Las manos atadas, el cuerpo cansado y la mente frágil navegando por diferentes parajes. Y ver a la tía fue volver atrás, fue volver atrás el mismo día del cumple del tata y de la misma forma que lo hizo mi taty. Las coincidencias son excesivas.

Mi mamá está cansada. Tiene pena, nostalgia. A veces quisiera meterme dentro de ella para ayudarla a limpiar su corazón, de la misma manera que a ella le gustaría meterse en el mío para sacar los recuerdos de esa relación que no es más que cenizas.
Y en medio de esta vorágine de sentimientos, están latiendo mis anhelos con más fuerza de lo acostumbrado. Están marcando el paso, porque es hora de seguir avanzando… queda poco, cada vez menos para hacer cosas, eso también parte el corazón… puede sonar cursi, pero es cierto.

Monday, January 16, 2006

dispersando neuronas

La Vero me sube el ánimo. Por eso la voy a echar de menos cuando se vaya un par de edificios más allá.

Es cómico como de la nada aparece gente que aliña las cosas. Personas que no tengo claro por cuanto tiempo transitan en tu biosfera, pero que sin duda no te roban el tiempo, lo que es muy valorable en un mundo donde hay que saber distinguir entre quienes te roban el tiempo y aquellos que te abonan minutos y sabores.

Ahora que se va la Vero, me pregunto quién me va a aterrizar por estos lares de lujo y cemento, sobre todo en los momentos que la cabeza vuela lejos de los comentarios médicos, los publireportajes y todas esas cosas que debo producir a diario.

Y hoy es un día de esos. Mi mente está en otra parte. Aún ahogándose en los excesivos vodkas que tragué en el matrimonio el sábado y demasiado revolucionada como para quedarse quieta.

No hay solución, como lo dije en el post anterior (que ya pocos leyeron, porque perdí el encanto bloguero parece), esto pasa por pensar.

Por eso, y en memoria de los días fiesteros, he decidido no pensar en las cosas seriamente… que no es lo mismo que no pensar, porque sería como amarrarme las neuronas y acá en la oficina no me puedo fumar un caño (forma eficaz de dispersar los pensamientos profundos). Así que me dispongo a no ponerme horizontes, a no pensar en lo que es, lo que sería y lo que debe ser… No sé si Carpe Diem resulte, pero si puedo guiarme por mis pupilas, con eso no hay problema.

Ahora debo cranear la mejor despedida pa’ la Vero.., una maratón cinéfila es la antesala, el resto se dará solo. Y tengo sueño… el copete y el paraíso de ayer en Colina me tienen con tuto…


PD: Si no hago referencia a las elecciones, es porque debido al exceso de bocinas nocturno, aún estoy medio dormida… y, aunque estoy feliz por Michelle, no me gusta que no me dejen dormir… dormir es SAGRADO.

Monday, January 09, 2006

preguntas de medio peldaño


¿Por qué reincide contigo? –preguntó mi amiga Vero- Y yo la quedé mirando sin saber qué responder.

¿Se siente solo? –me insistió con cara de nada- Mmm minas pa’ tirarse no le faltan sentencié…

Pero la verdad es que no tengo la menor idea. Me cansé de elucubrar. No puedo ponerle un título a una página en blanco. Las cosas son simplemente lo que son o eso creo yo.
En otras palabras, descubrí, hace un tiempo y luego del mar de lágrimas, que las cosas no son siempre como uno quiere. Por eso y como todo siguió igual, acepté que terminamos.

Sin embargo, soy humana… muy humana.
Y como soy humana, muchas veces me dejo llevar por la sangre.. y por eso termino en esos encuentro furtivos, de los cuales nunca me he arrepentido, ya que siempre los he tomado como son.

Pero cuando alguien, como mi amiga Vero, que me conoce desde hace poco y nunca conoció ni conocerá al susodicho, me mira de frente y me pregunta esas cosas, me obliga a pensar… y con todo lo que evito pensar, el resultado es una tortura.

¡NO hay que pensar! No sobre eso… Porque ya sé como es. Sólo una noche, luego vacío. Cada cual tiene su vida, sus amores y cabe la casualidad que hasta la fecha ninguno se ha enamorado de otra persona, entonces la cosa se da ¿es eso?

Yo creo que es eso…, la pasión que se yo. No lo sé.

La lata es que pensar hace pensar... malo, malo… Y si pienso me doy cuenta que esta vez fue distinto, ya lo dije, muy distinto. En otra palabras, la mente se voló sola, y más encima la Vero que me pregunta wevadas!!

Pero está bien, uno siempre se arriesga a pensar jaja, es como un mal necesario. De todas maneras la pensadora ya empieza a meterse en los temas de la oficina, que son miles… Porque estoy con mucha pega y con nuevos desafíos… y tal como comenté en un post anterior, toy bien, re bien.. Y eso me alegra, voy pa’ adelante, subiendo la escalera y no cualquier escalera, sino que
MI ESCALERA.

Sunday, January 08, 2006

sueña un pequeño sueño

Fue distinto..
Me dejó un sensación extraña..

No tengo palabras para explicar, no podría tampoco ponerle palabras..
Supongo que me sorprendió, me cambió los esquemas..
Me dejó con dolor de guata..

Ese dolor de estómago da susto..
jaja, chistoso también..
No, la verdad es que no es chistoso, pero como no es triste, sino confuso, se acerca más a "bien"..
Además estuvo muy bien.. la pasamos la raja.. demasiado quizás, eso es lo confuso, raro, porque no era así.. no tan así antes.. y eso del antes y el después confunde.. quizás porque hay demasiados lugares comunes...

Mañana vendrán nuevas horas..y sólo quedo yo, lo demás sólo está como un hueco en el estómago.